En mi etapa de formador, consultor o directivo realicé muchas, pero muchas, veces esta misma pregunta y después añadía algunas otras ¿Cuál es tu criterio? ¿Cuál es tu medida? ¿Cómo defines que una situación es algo, poco, mucho o bastante satisfactoria?

¿Qué significa estar poco motivado? ¿Qué supone tener bastantes ventas? ¿Cómo manifiesto que estoy muy implicado en el proyecto? ¿Qué significa ser algo participativo en el grupo?

Curiosamente, en nuestra vida o vivencias personales, repetimos las mismas ambigüedades y nos cuesta mucho, muchísimo, concretar nuestro compromiso con la acción y cuantificar nuestros objetivos y decisiones.

A continuación, te comparto un ejemplo real de un momento clave durante una sesión reciente con un cliente ¡ya sabes que durante mis sesiones tomo notas de todo!:

Yo: ¿Qué estás haciendo para convertir tu intención en resultados?

Otro: Quiero lanzarme al éxito

Yo: ¿Cómo lo estás haciendo?

Otro: No tengo miedos, tengo quejas

Yo: ¿Estás en victima, en avestruz o en león?

Otro: Estoy en avestruz, pero quiero ser león

Yo: ¿Cuál es tu estrategia para tomar acción como león?

Otro: No tengo estrategia, no tomo decisión, estoy bloqueada…

Yo: Entonces ¿Cuáles son tus criterios para tomar la mejor decisión posible?

Otro: ¿¿Criterios??

Yo: Si, la mejor decisión y acción posible entre todas las alternativas ¿Qué criterios debe satisfacer? ¿Tiempo? ¿Economía? ¿Relaciones?

Otro: ¡¡No sé!! ¡Lo quiero todo!

Yo: ¡Oka, genial! La mejor decisión posible entre las varias opciones que tienes ¿Cuándo la puedes aplicar y cuándo va a dar resultados? ¿Cuánto te va a costar y cuánto te va a reportar? ¿A quién necesitas o a quién va a afectar? ¿Cuáles son tus criterios para decidir?

Otro: ¡¡¡Ufff!!! Pues no sé, déjame que lo piense…

Yo: ¡Claro que sí! La semana que viene hablamos de tus criterios para tomar decisiones y de cómo y por qué te vas a sentir algo, poco, mucho o bastante satisfecha con tu posible decisión

Otro: ¡Vale! Me pongo a ello, a concretar mis filtros como dices tú…

Yo: ¡Pues venga! ¡Ponte a ello y nos vemos la semana que viene con tus criterios bien definidos! ¿Te parece?

¿Cómo nos dejamos manipular por nuestro propio diálogo interno y externo?

Algo

Designa una realidad indeterminada cuya identidad no se conoce o no se especifica.

¿Hay algo para mí? 

¡Ha hecho algo que no le perdono!

¡Apostemos algo!

Falta algo para llegar a la ciudad.

Está algo sucio el abrigo.

Entiende algo el inglés.

Llovía algo cuando salí a pasear.

Durmió algo antes de ir a trabajar.

Cómo recuperarte cuando comes algo muy picante

Poco

En número, cantidad o intensidad escasos respecto de lo regular, ordinario o preciso.

Pocos armarios tiene el piso nuevo.

La poca agua que había en el rio nos impidió bañarnos.

Poco peligro hemos tenido en el viaje.

Poca comida para la gente que había.

Poco calor para esta época del año.

Poco despacho para el puesto que desempeñas.

Poco médico para un hospital tan grande.

Ayer vino mucha gente, pero hoy ha venido poca.

Ganaron pocos de los candidatos oficiales.

No son pocos cien días para juzgar a un gobernante.

Desgraciadamente, pocos creen en las soluciones a largo plazo.

Comió poco de todo que puse.

Costó poco para ser de esa marca.

Hizo poco por el país para ser quien era. 

Poco de lo que me contó tenía sentido.

Podemos salir porque llueve poco.

Viene poco por aquí. 

Seductora Mujer Joven Está Tocando El Chile En Los Labios Rojos. Ella Está Expresando La Pasión Fotos, Retratos, Imágenes Y Fotografía De Archivo Libres De Derecho. Image 63515954.

Mucho

Numeroso, abundante o intenso.

Muchos niños en la celebración.

Su mucho dinero le aporta seguridad.

Mucha alegría tiene esa familia.

Mucho trabajo para tan poco tiempo.

Marta tiene muchos más libros que Carlos.

Ese coche es mucho coche para ella.

Hay mucho loco suelto por el mundo.

Trajeron un pan muy rico, pero no comimos mucho.

Se revisaron muchos de los informes antes de la reunión.

Son ustedes muchos para el aforo de este local.

Muchos no creen que el planeta esté contaminado.

Hacía mucho para lo que le pagaban.

Hizo mucho por todos.

Mucho de lo que me dijo no era cierto.

Mucho será que no llueva esta tarde.

Llueve mucho y se va a desbordar el río. 

Viene mucho por aquí. 

Duerme mucho para lo mayor que es.

Trabaja mucho para lo que cobra. 

Su vestido es mucho más bonito que el mío.

Viaja mucho más que antes.

La curiosa reacción de tu lengua a los sabores picantes - BBC News Mundo

Bastante

Suficiente para lo que se necesita. Numeroso, abundante o copioso. Con intensidad grande o suficiente.

Ya ha comido bastante pan.

Había luz bastante

No había bastante público para abrir la sala.

Recorrieron bastantes kilómetros.

Ganaba bastante dinero para ser un empleado de banca.

Había bastantes más asistentes que asientos.

No es bastante casa para él.

Ya hay bastante traductor desempleado.

Necesitaban varios trabajadores y contrataron bastantes para cubrir el turno.

Temían que no hubiera niños en el cumpleaños, pero al final vinieron bastantes.

Bastantes de los nuestros se equivocaron.

En este país muchos no encuentran trabajo y bastantes piensan en emigrar.

Costó bastante para ser lo que era.

Hizo bastante por todos.

Bastante de lo que se dijo me interesó.

Bastante inteligente para aprobar.

Llovió bastante aquel día.

Viene bastante para lo lejos que vive.

Durmió bastante para lo incómoda que era la cama.

Trabaja bastante para lo poco que le pagan.

Dormía bastante más que antes.

Pon un poco de picante en tu vida (y se más feliz)

¿Cómo podemos gestionar nuestro propio diálogo interno y externo?

Propuesta 1: Cuantifica TÚ

Escoge dos expresiones de cada apartado, adverbio o adjetivo (dos de “algo”, dos de “poco”, dos de “mucho” y dos de “bastante”) y cuantifica, concreta según TU criterio.

Algunos ejemplos:

“Está algo sucio el abrigo” versus “Mi abrigo azul tiene dos manchas, una en la solapa y otra en el bolsillo derecho, lo voy a llevar a la tintorería mañana mismo

“Poco despacho para el puesto que desempeñas” versus “Como eres el Dtor. Gral., tu despacho conviene que tenga varias estancias y luz natural; un espacio de trabajo, un espacio para reuniones con tu equipo y un espacio para conversar con las visitas”

“Muchos no creen que el planeta esté contaminado” versus “Un 60% de la población europea no considera que 70 toneladas de plástico arrojadas al mar cada año es un tema a resolver”

Etc. Etc. Etc.

El consumo de alimentos picantes se relaciona con un menor riesgo de muerte

Propuesta 2: Cuantifica con OTRO

Escoge dos expresiones de cada apartado, adverbio o adjetivo (dos de “algo”, dos de “poco”, dos de “mucho” y dos de “bastante”) y pregunta a un otro, ayúdale a concretar según SU criterio.

Algunos ejemplos:

“En este país muchos no encuentran trabajo y bastantes piensan en emigrar” versus “¿Cuál es el índice de paro actual para hombres y mujeres entre 24 y 34 años? ¿Cuántos de ellos están emigrando para trabajar y a qué países?

“Viene mucho por aquí” versus “¿Cuántos días viene cada semana? ¿Cuánto tiempo está aquí cada vez que viene?”

“¡Ha hecho algo que no le perdono!” versus “¿Qué te ha hecho que te ha molestado? ¿Por qué no se lo perdonas? ¿Cómo vas a resolver la situación?”

Etc. Etc. Etc.

 

¿Puedes? ¡Ponte a Ello! ¿No Puedes? ¡Te Ayudo!