Información

Hábito de conductas peligrosas o de consumo de determinados productos, en especial drogas, y del que no se puede prescindir o resulta muy difícil hacerlo por razones de dependencia psicológica o incluso fisiológica.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en su informe “Neurociencia del consumo y dependencia de sustancias psicoactivas” define la adicción como una enfermedad emocional, física y con predisposición genética.

La adicción destruye no solo la vida de los que la padecen sino también la de sus seres queridos. Nuestro cálculo es que cada adicto afecta a por lo menos tres vidas más, ya sea la de los padres, novia, esposa, hermanos, hijo, jefe,…

Para entenderla mejor hay que explicar que son dos enfermedades en una: la enfermedad física y la enfermedad mental.

La enfermedad física consiste en que al cabo de un tiempo se desarrolla una “alergia” a las sustancias, ya sea el alcohol o drogas. Esta “alergia” provoca que el adicto cuando toma esta sustancia no pueda dejar de consumirla y vaya intoxicándose cada vez más.

Mucha gente sufre hoy en día de alergias al marisco, al trigo, a la leche y otras muchas, pero aquí está la diferencia y el problema, mientras que una persona alérgica al marisco no volverá nunca a tomarlo y mucho menos al día siguiente, el adicto lo consumirá sin importarle las consecuencias de perdida de trabajo, familia, dinero y hasta la vida; ésta es la enfermedad mental. De tal manera que la adicción se compone de dos enfermedades conjuntas: la física que crea alergia, compulsión y la mental que hace que se repita el proceso, la obsesión.

La adicción se caracteriza por episodios continuos o periódicos de descontrol, a pesar de consecuencias adversas, y por distorsiones del pensamiento, especialmente la negación de padecer la enfermedad y sus consecuencias.

La Institución Hazelden fue una de las tres organizaciones que conformaron el Modelo Minnesota en los años cuarenta, convirtiéndose a partir del año 1949 en uno de los centros de tratamiento y estudio de la adicción con mayor prestigio a nivel internacional.

Como centro de tratamiento, Hazelden asiste a aquellas personas y sus familias, que están afectadas por la enfermedad de la adicción al alcohol, las drogas, y los comportamientos compulsivos, además de otras enfermedades mentales en el caso de pacientes duales. Asimismo, Hazelden se caracteriza por la excelencia en la formación y preparación de terapeutas que quieren especializarse en el tratamiento de la adicción, incorporando los últimos avances que en materia de adicción se van dando en el campo médico, psicológico y psiquiátrico.

Reflexión

Una adicción esconde un gran dolor, una gran insatisfacción con la Vida, con el entorno o con uno mismo. La adicción no es más que un camino, una alternativa fácil, para creer que resolvemos nuestros problemas o conflictos personales y relacionales. Buscamos soluciones fáciles a problemas complicados y, por ello, la aparente solución se convierte en un problema, porque no soluciona nada y lo complica todo.

La adicción más aparente es la físiológica a sustancias, pero considero más peligrosa la psicológica a personas o, incluso, a uno mismo (si, hay personas enganchadas a su problemática y lo convierten en un recurso y un discurso para obtener amor e incluso aprobación). Generalmente, la adicción fisiológica genera unas consecuencias físicas relativamente fáciles de detectar y abordar, pero la adicción psicológica a personas o a los problemas de uno mismo, se puede disfrazar de fidelidad o autoestima, cuando en realidad hablamos de dependencia emocional a los otros a la propia problemática vivencial.

Acción

¿Había un gran dolor tras tu alcoholismo, drogadicción o dependencia emocional? ¿Has identificado esa gran insatisfacción que te lleva a la dependencia? ¿Con qué nuevos hábitos vas a sustituir la dependencia por la libertad? ¿Cuándo vas a confiar en tí mismo y no en factores externos? ¿Cómo vas a trabajar tu emotividad, tu actividad y tu resonancia para no ser dependiente de nada y de nadie? ¿Vas a seguir pasivo o quieres ser activo? ¿Cómo vas a equilibrar tu lado emocional con tu lado racional? ?Quieres tener tu jardín o regar las plantas de otros?

¿Puedes? ¡Ponte a ello! ¿No puedes? ¡Te ayudo!